Premiar por comer, ¿sí o no?

De nuevo un tema que me aconsejáis desde la blogosfera y que preocupa o es motivo de debate para muchos progenitores, preocupados por la alimentación de sus hijos: ¿debo premiar a mi hijo?

Aunque no es plato de gusto nunca mejor dicho) para muchos padres, algunos deciden premiar a los niños cuando comen bien para tratar de fomentar esta actitud, quizás ya cansados de tratar de buscar todo tipo de soluciones. Por suerte, son muchos menos ya los que deciden castigarlos si no comen bien. Pero, a lo que vamos, ¿es o no bueno premiar a los que comen bien?

Fuente: freepik.com

Fuente: freepik.com

Para empezar, esto puede ser válido a medida que el niño crece un poco y empieza a entender que una actitud tiene un tipo de consecuencias u otras. Partamos de cero e imaginemos que el niño está merendando regular tirando a mal, y entonces se nos ocurre: “¡Si te terminas esto, después te compro la peli que vimos el otro día, la que te gustó tanto!”

 

En este caso, es posible:

 A)     que el niño, motivado, decida terminarse el plato corriendo para comprarla.

B)      O bien que piense: “¿Y para qué esperar? ¡Vamos ya a por la peli! No quiero seguir comiendo”. Y se ponga de huelga hasta que le quites el plato.

En el caso B) está claro que habremos fracasado y a otra cosa, mariposa. Pero imaginemos ahora el caso A). ¡¡Se lo come todo enseguida!! Y te dan ganas de dar brincos hasta el techo porque has dado al fin con el arca perdida, con el oro de Moscú, con El Dorado. Perfecto y ¿ahora, qué? ¿Piensas darle un premio cada vez que haya que comer? ¿Buscar algo que le “motive”? Porque en ese caso, estamos comunicando de manera inconsciente al niño que la comida es algo negativo pero que hay que pasar para conseguir algo más divertido o positivo. ¡¡Nunca verá la comida como un fin, sino como un medio para llegar a algo!! Y siempre querrá que le proporciones un fin a cambio, porque los niños son muy buenos negociantes (¿alguien opina lo contrario?).

Mi opinión es que la clave está en encontrar el fin en la propia comida, no en algo externo. Y aunque a nuestro pequeño puede que nunca le entusiasme comer, quizás haciendo de ese rato algo agradable, divertido y donde comparte conversación y aprendizaje con sus padres, no le disgusta tanto.

Ya sé que es muy fácil por mi parte hablar de esto, más aún cuando mi peque aún no está en edad de “negociar”. ¿Quién me dice que de esta agua no beberé, al menos alguna vez? Solamente analizo lo que pienso y espero también vuestras opiniones. Aquí tenéis, además de algunos consejos generales, lo que piensa la Asociación Española de Pedriatría de Atención Primaria al respecto.

También os dejo la opinión del pediatra Carlos González, que conocéis muchos como autor del libro “Mi niño no me come” en una pregunta que le hicieron sobre este tema.

Y de un lado más internacional, las recomendaciones de la Sociedad Peruana de Pediatría.

Y ahora lo importante, ¿cuál es vuestra experiencia con los premios y qué opináis de esto? 😉

Anuncios

5 pensamientos en “Premiar por comer, ¿sí o no?

  1. Diario de una madre ingeniera

    Yo aún no tengo experiencia con estas cosas y aún me falta algo de tiempo, la verdad. Pero en los hijos de mis amigas, hay una que come de maravilla y otro que pse pse… el que come regulín es muy fan del pan, y lo que hacen es decirle “una cucharada de esto y puedes comer un trocito de pan”

    Como sería “premiarles” con algo de comida que les encante?? por lo menos no sería material…
    qué complicado, madre mia!

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      Está mejor premiar con comida que otras cosas (además que pan es comida, no una chuchería), pero por otra parte, ¿pan por cada cucharada? No me extraña que no quiera comer enseguida, ¡se va a hinchar! jajaja No es nada fácil sopesar, tienes razón amiga ingeniera 😉

      Me gusta

      Responder
  2. mamapuede

    Es complicado el tema de los premios, pero para todo, para la comida, para que se porte bien, para los deberes… Yo lo he utilizado en alguna ocasión, prefiero no hacerlo pero hay veces que tiras de lo que sea!

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      Sí, es lo que dices, muy complicado a la hora de hacer más que de decir, pero se trata de que no lo usemos por norma, ¡o nos volveremos locos!

      Me gusta

      Responder
  3. Pingback: Premio Liebster Award | Bajo Percentil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s