Archivos Mensuales: enero 2018

Ideas de desayunos para niños

Un padre da a probar alimentos a su hija en el desayuno. / Foto: freepik

En realidad tener poco apetito por las mañanas es algo que sucede a mucha gente, adultos y niños. No necesariamente sólo a niños con poco apetito el resto del día. Por lo conviene de primeras no dramatizar y tomarlo con el mejor humor.

Pero me encuentro con algunos papás que me preguntan en nuestro grupo de Facebook por ideas de desayunos para niños, ya que les cuesta dar con la tecla a primera hora de la mañana.

Así que por aquí os pongo una batería de ideas recopiladas (dedicado a ti, Laura) entre lo que me mandáis y las que se me ocurren:

  • La clásica papilla de cereales a veces les cansa, pero a veces os podéis sorprender si dais un cambio de sabor y de pronto le gusta (hay de fruta, arroz, miel, galleta…). No soy partidaria de que lleve mucho azúcar pero si algo funciona, en estos niños no me voy a poner quisquillosa tampoco 😂
  • Leche con galletas o pan (probad a echarlas troceadas en un cuentito, o dejad que ellos mismos los echen mejor, jugando, para que los vean como barquitos que luego rescatarán con la cuchara).
  • En niños que no aceptan bien la leche líquida, cuando tienen ya la edad indicada les podéis ofrecer a cambio yogur o quesitos.
  • Algunos papás me cuentan que el pantumaca o pan con tomate y/o aceite funciona con sus pequeños.
  • Fruta. ¿Hay algo más sano y mejor? Además entra muy bien para niños que a estas horas aún tienen poco hambre. En trocitos o, si no los tolera, puré. ¿Quién dijo que la fruta era para merienda? Si la acepta mejor a esta hora, pues adelante y por la tarde puedes ofrecerle cereales en forma de papilla, pan con jamón o con tomate…
  • El aguacate es blandito, se deshace en trozos al masticarlo y gusta a muchos niños. Además, tiene grasas buenas que son ideales para niños de bajo percentil. Por probar…
  • ¿Tu hijo es de los que detesta el dulce, o simplemente prefiere lo salado? Puedes probar a darle por la mañana crepes con jamón y queso, o tortillita francesa con jamón. Imagino que entre semana con los trabajos imposible pero quizás con tiempo el fin de semana es algo especial que igual podéis probar y además hacerle sentir que es un día diferente.
  • Quizás no es lo más sano ni aconsejable, pero son niños y además que comen regular así que, ¿por qué no probar con unos churritos, aunque sea ocasionalmente por variar y no aburrirle? E ir jugando con él amojarlos en la leche o el chocolate.
  • Para acompañar a estos desayunos, aunque lo ideal es siempre la fruta entera, si hay problemas para dársela, podéis probar con zumos naturales.

Espero poder ayudaros con estas ideas y, por supuesto, servir de foro para que nos contéis vuestras propias sugerencias o experiencias sobre el tema. ¡Nos vemos por aquí! 😉

Anuncios