Estrés postvacacional en niños… ¡Bienvenido, septiembre!

Background vector designed by Freepik

La dura vuelta al cole. Fuente: freepik.com

Llega septiembre, la vuelta de muchos a la rutina en trabajos, coles, guarderías… Y el eterno vía crucis de los padres para llegar a todos ellos a tiempo, como en una gymkhana diaria. Pero lo cierto es que los adultos no somos los únicos que padecemos mental y físicamente el agotamiento por un regreso poco o nada deseado, aunque la mayoría de las veces muy necesario.

El regreso de los niños tras unas vacaciones largas es un ‘shock’ emocional al que tardarán en combatir. Según el niño va tomando conciencia, a partir del año o año y medio de vida, empieza a notarlo. Y cuanto mayor y más consciente, muchas veces es peor.

Por eso los psicólogos insisten en que los padres hablemos con los niños de ello, les contemos lo positivo, como que van a ver a sus amigos, hacer excursiones, hacer deporte… y escuchemos cómo se sienten.

En el caso de bebés o niños muy pequeños esto aún no es posible. Es mi caso, por ejemplo. Quizás nuestro momento, con una niña de dos años, es de los peores. Porque se junta la época de rabietas con un cambio muy brusco que los niños no saben cómo afrontar. Y no pueden expresar correctamente sus sentimientos (de ahí las rabietas), así que se transforman en un cóctel molotov a punto de estallar.

La suerte es, que según los especialistas, el estrés postvacacional suele durar entre una semana y 10 días. ¡Yo lo he notado muchísimo en mi pequeña! La primera semana fue igual de compungida de principio a fin, pero la siguiente ya casi nada, y hasta el martes ya me puso pucheros al irse de la guardería. Una vez establecidas las rutinas de nuevo, ellos aprecian lo positivo (que comentaba más arriba que hay que recordarles), se sienten más seguros y tranquilos y se alegrarán de volver a ver a sus amigos, al recreo, de ir a una clase de mayores porque ya han crecido…

En fin, ¡feliz vuelta al cole a todos! ¿Cómo ha sido la vuestra o qué esperas de ella? 😉

Anuncios

5 pensamientos en “Estrés postvacacional en niños… ¡Bienvenido, septiembre!

  1. srajumbo

    EL mío es “nuevo”, se ha estrenado este año y la verdad,le ha sentado de maravilla. Lo veo ir contento, sale con una sonrisa y además noto los avances. Estoy contentisima con el cole. Imagino que el síndrome le tocará el curso que viene, tras pasar el verano sin ir jeje.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      ¡Me alegro! La verdad que Paula ya vuelve a estar muy contenta allí también, sobre todo según han ido regresando de vacas sus amiguitos. Yo estoy muy contenta, ya verás que sí que lo notas más aún con los meses!! Son esponjitas jejeje. Besos

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s