¡Vacaciones! ¿Buffet para los niños?

image

Sí, ya sé que muchos de los que me leéis estos días estáis de vacaciones, y a lo mejor algunos disfrutando de un merecido descanso en uno de esos hoteles de playa con buffet en el desayuno y las comidas. Normalmente, estos establecimientos turísticos suelen estar muy acostumbrados a recibir a familias con niños. Pero es normal que el cambio de hábitos y comidas nos dé un poco de respeto a los padres de niños malcomedores. “¿Comerá mi hijo mejor o peor de vacaciones que en casa?”.

Personalmente, pienso que este break alimenticio es tan positivo como el que estáis teniendo del trabajo, el cole, la guardería o las rutinas del día a día que van pesando ya de todo el año. Pero, dado que hay muchos otros tipos de vacaciones (en el pueblo con los papis o los abuelos, en la montaña, en un apartamento a vuestro aire…), veamos las ventajas y desventajas de estos típicos buffet de hoteles playeros.

Ventajas

– La variedad de comida en estos sitios es tanta, que puede suponer una buena oportunidad para dar a probar un poco de todo a nuestros pequeños y descubrir nuevos platos que le gustan y no sabíamos.

image

– Precisamente el poder probar de todo un poco es una ventaja para los niños que se desaniman y aburren ante un enorme plato con sólo arroz o sólo carne…

– Para los niños mayorcitos, que ya razonan, disfrutarán de la experiencia de la comida como un juego: levantarse a cada rato a explorar y descubrir los platos más apetitosos y después degustarlos les encantará.

– Acudir a estas instalaciones suele asegurar bastantes facilidades para niños que no todos los establecimientos hosteleros tienen: tronas de bebés para todos los que necesiten, microondas para calentar biberones y potitos (en algunos casos incluso ellos proporcionan potitos o purés caseros) o platos adaptados a gustos infantiles.

– Los horarios de comidas son fijos en los hoteles con buffet. Pienso que esto es ventaja, porque nos aseguramos de que, aun estando de vacaciones y con unos horarios más flexibles, los niños comen aproximadamente a la misma hora.

– Las instalaciones de los buffet, por lo general más amplias que las de restaurantes tradicionales, garantizan un espacio entre mesas amplio para que los pequeños no sientan mucho agobio.

Desventajas

– El bullicio de los hoteles en vacaciones puede convertirse en un suplicio si el niño se pone más nervioso con tanta gente y ruido.

image

– Lo mismo sucede cuando ya hablamos de complejos hoteleros más familiares, ya que entonces pueden hasta formarse largas colas a las horas de las comidas…

– Normalmente, la gran variedad de alimentos es inversamente proporcional a su calidad… no tiene por qué ser así, pero es cierto que sucede en bastantes casos.

Mis consejos y recomendaciones

– Para evitar sorpresas desagradables, recomiendo que llaméis al hotel antes de efectuar la reserva, con una lista de lo que necesitéis preguntar (si tienen variedad de platos para niños, cantidad de tronas, horarios, microondas para calentar a cualquier hora…).

– Si vuestro pequeño es de los que se pone nervioso con gente, evitad las horas punta, aunque suponga ir a comer un poco antes.

– No pongáis en el mismo plato cosas que no le gustan nada con otras que le encantan… o se comerá sólo sus favoritas, claro está. Probad primero con un plato variado de cosas que le gustan regular, que pruebe, y ya cuando haya probado todo y comido algo, traed otro que le guste más. Pero tampoco siempre iguales, ¡o se aprenderá el truco y esperará al segundo!

– Relajaos, ¡estáis de vacaciones! Así que si un día hay que cambiar rutina, o merendar más tarde, o lo que sea si os piden un pequeño aperitivo, ¡disfrutad del momento! Que ya es bastante largo el resto del año 🙂

Y ahora contadme, ¿cuál ha sido vuestra experiencia en buffet con niños y qué consejillos dais al respecto?

Anuncios

2 pensamientos en “¡Vacaciones! ¿Buffet para los niños?

  1. srajumbo

    Yo adoro salir porque mi hijo (el muy cap…llo) come y duerme mejor fuera jaja. Sobre tood lo del comer, porque dormir no es que duerma mal precisamente. Pero come bien, come de todo, no protesta…y en casa es una odisea. Lo de los buffet me parecen un invento genial, les pones la cantidad que quieran, puedes mezclar varias cosas, darle a probar otras que quizás en casa no hagas etc.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s