Archivos Mensuales: agosto 2014

Premio Liebster Award

Premio Liebster Award¡Muchísimas gracias por el Liebster Award! Me hace mucha ilusión porque me lo concede María Sampedro del blog ‘Haz caso a mamá’  y eso quiere decir que algo le ha gustado de lo que ha visto por aquí. Ya sabéis que no soy muy fan de estos premios ni de colgar medallitas en el blog o contestar preguntas sobre mí. Pero en cambio me encanta ver reconocido lo que hago y saber que hay alguien ahí detrás al que le interesa, y por ese agradecimiento estoy encantada de recibirlos y contestaros.

Aquí van mis respuestas a las 11 preguntas de María y lanzo las mismas a mis 11 nominados.

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de ser blogger? Sin duda lo mejor es poder expresarte libremente y poder ayudar con la propia experiencia a gente que pase por algo similar.
  2. ¿Y por qué te lanzaste a empezar tu blog? Me di cuenta de que en internet no hay sitios dedicados a niños con bajo percentil. Apenas entradas sueltas a foros con mamis desesperadas. Pensé que unirnos y compartir experiencias sería bueno para todas (y todos, si se une algún papi, por supuesto).
  3. ¿Qué cambiarias ahora de lo que has hecho? Constantemente hago cambios. Veo lo que funciona, lo que no, lo que necesita saber la gente y lo que no le interesa en absoluto. Aunque siempre teniendo en mente lo que yo quiero contar.
  4. ¿Y qué quieres hacer que no has aplicado aún? Tengo pendiente la famosa migración que tan de moda está ahora. Para poder incluir plug-ins y personalizar algo más el blog. Pero me da una pereeeeeeza horrible.
  5. ¿Cuál de todos los posts que has escrito es tu favorito? La verdad es que no tengo un favorito. En cada momento he escrito lo que pensaba que me apetecía o que era conveniente contar o recordar a los padres. Aparte de la portada de la web, el post más visitado de momento es el de bebés prematuros y bajo peso, así que imagino que resultará interesante para mucha gente. Pero por ejemplo, el menos leído hasta ahora, ‘Premiar por comer, ¿sí o no?’ a mí me parece igualmente un tema que da mucho que pensar
  6. ¿Y cuál te habría gustado escribir? Supongo que una entrevista con Carlos González, aunque no tengo ni un minuto para prepararla
  7. ¿Algún post pendiente que quieres hacer próximamente? Ya se irá viendo, no puedo ni quiero anticipar nada, jejeje.
  8. ¿Cuál es tu objetivo como blogger? Informar y entretener, básicamente. Creo que pocos bloggers pueden vivir de esto y el que haga creer lo contrario, miente. Por otra parte, si viviéramos de esto dejaríamos de ser libres en nuestros posts… Y me da pena ver a veces los posts convertidos en publicidad.
  9. ¿Por qué elegiste ese nombre para el blog? Porque es lo que mejor define la situación que describo y también como mejor podrán encontrarme las madres y padres en la misma situación.
  10. ¿Lees a otros blogueros con asiduidad? Por supuesto. Mucho más desde que lo soy yo misma, y eso me ha enriquecido muchísimo, me ha hecho conocer gente apasionante y no pocas veces muy divertida. Me hacen reír y llorar y eso es precioso, así que enhorabuena a todos ellos.
  11. ¿Qué te motiva para continuar escribiendo y no dejarlo? Que hay muchas madres desesperadas porque sus niños no comen o pesan poco y yo quiero informarlas en todo lo posible, dejar que se expresen y darles un toque de humor para que empiecen a disfrutar de sus pequeños y entenderlos en lugar de frustrarse.

Y aquí van mis 11 nominados, blogs que os recomiendo con todo mi cariño porque son de mis favoritos:

  1. Diario de una madre ingeniera 
  2. Maternidad como puedas
  3. Soy feliz, soy mamá 
  4. El alma y la lactancia al descubierto
  5. Un papá en prácticas
  6. Y yo con estas barbas
  7. Hipster bebé
  8. En brazos de mamá
  9. Princesas y princesos
  10. Happy mode on
  11. Garbancito 2014

 

¿Por qué?

Fuente: freeimages.com

Fuente: freeimages.com

Tenía preparado otro post para final de esta semana, pero no puedo evitar que mi mente vuele y divague sin encontrar el modo de hablar de otra cosa que lo que me la ocupa. Hay golpes inesperados en la vida que te hacen recapacitar y ver todo diferente. Pero cuando encima el afectado es un niño, todo te da un vuelco porque nuestro limitado cerebro es incapaz de descubrir los motivos por los que tiene que pasar algo así.

Tiene la misma edad de Paula. Una sonrisota enorme de buena andaluza. Y esos carrillos y “hermosura” por el buen comer que muchas de las mamis de ‘Bajo Percentil’ envidiamos más o menos sanamente. A. iba a pasar unas vacaciones felices con sus padres, pero justo descubrieron en unos días que ella se caía para atrás de repente, estando de pie o sentada. Iniciaron la ronda de médicos. Ya las vacaciones quedaban en segundo plano, lo importante es que todo quedara bien. Pero llegó el mazazo, ayer mismo. A. tiene un tumor y este jueves la operan.

 ¿Por qué? No lo sé, pero así ha sido.

 ¿Por qué? Sólo queda en las manos del cirujano que tuviera turno mañana. Para él es una paciente más porque si se parase a pensar cada día mientras conduce a casa o compra el pan en la responsabilidad que tiene, no trabajaría. Si pensase en lo que está sufriendo esa madre que hace días pensaba que estaría ahora tranquilamente de relax en pleno asueto, le temblaría el pulso nada más entrar a operar. Supongo que también queda en manos de Dios. Así que rezad los que sabéis o enviad energía positiva los que no, por favor.

¿Por qué? No hay motivo. Y si lo hay, es cruel. Y entonces me planto, y me encaro con él y le arranco la cabeza. Porque no tiene sentido. Todo cobrará sentido si el cirujano tiene su día, atina el pulso, la masa está controlada, se extrae y no se reproduce más. La niña se despierta, sonríe, los padres se miran entre lágrimas y se abrazan todos. Final feliz. Parece fácil. Una mierda es lo que es todo.

¿Por qué?

¡De vuelta de vacaciones!

Fuente: Freeimages.com

Fuente: Freeimages.com

Después de un descansito de respiro que necesitaba y pese a que seguí en las redes sociales pero un poco de reojo, ya estoy de vuelta. Para todas aquellas que me preguntáis y contáis vuestros casos con cariño, os debo algunas noticias. Estamos ahora en 7,500 kg, con 13 meses y medio. Es cierto que no es mucho, y los problemas con las comidas siguen ahí, pero el verano nos ha sentado a todos fenomenal y a mi pequeña en especial. ¿Sabéis que ya ha dado sus primeros pasitos? Ahora mismo eso y su sonrisa eterna es lo que me hace feliz, junto a tantos progresos que veo cada día en ella.

Como hay alguna interesada en las vitaminas del apetito, os diré que sí funcionaron, pero es importante que las prescriba un pediatra. Además, la nuestra nos las mandó durante un mes y dijo que después de ese tiempo las dejáramos, así que imagino que tampoco será bueno darlas a la ligera. Es mejor que el apetito venga del propio organismo, la naturaleza es sabia para esto, creo yo. La pediatra me dijo que igual en septiembre empezamos con el famoso Pediasure que anuncian en la tele, aunque veo complicado darle un vaso de nada, ya que Paula apenas bebe sorbitos de agua cuando tiene sed y poco más…

La sombra del gluten es alargada y sigue ahí. Aunque ya os comenté en un post que dio negativo en la intolerancia hace unos meses, el médico de digestivo quiere hacer seguimiento. Al parecer, es una intolerancia que a veces se presenta según la persona va creciendo, así que un negativo nunca es definitivo. Probamos con cereales sin gluten en vacaciones y los digiere mejor, sin vómitos, pero la verdad que es que apenas los come porque no le gustan nada…

La introducción de alimentos en trocitos va poco a poco. El pan, que precisamente tiene gluten, nunca le sienta mal y le encanta tomarlo en pequeños trocitos. ¡De hecho, es la mejor distracción cuando nosotros comemos y ella ya lo hizo antes! El resto va costando porque las texturas diferentes le producen arcadas hasta que se acostumbra. El jamón de york, las verduritas, el queso, etc van más despacio. Por desgracia, lo menos sano le apetece más (gusanitos, patatas…), ¡pero ya es algo!

¿Y vosotr@s? ¿Cómo vais con vuestros gordis? 😉