¿Merendamos?

Hora de la merienda en el cole. / freepik.es

Hora de la merienda en el cole. / freepik.es

La merienda es un clásico de los niños que muchos (erróneamente) eliminamos de nuestra dieta de adultos. Ahora sabemos, de los machacones consejos nutricionales que tanto bombo tienen ahora en la Red de redes, que, tanto pequeños como grandes, deberíamos hacer cinco comidas al día, aunque mucho más frugales.

Más comidas pero menos cantidad, y siempre mejor una fruta que un bollo industrial, por ejemplo. O una tostada integral con tomate que una tortita con nata… Hasta aquí bien la lógica. Ahora bien, ¿qué doy de merendar a mi hija de 20 meses? Aproximadamente a partir del año y medio (hay niños que varios meses antes y otros que después, como todo) muchos bebés empiezan a cansarse de los triturados. Descubren las texturas de las comidas (mucho antes si empezaron ya con Baby Led Weaning) y disfrutan cogiéndolas, llevándoselas a la boca y experimentando ya su primer uso de los tenedores. Las papillas les aburren, en resumen.

Yogur. / freepik.com

Yogur. / freepik.com

En nuestro caso, como he explicado anteriormente, y para no privar a Paula de ningún nutriente ni caloría necesario, hemos hecho un paso gradual, que ella misma se ha marcado. Cuando empezaba a comer trocitos, pero no los suficientes para completar su dieta, le dábamos primero el puré/papilla hasta que quisiera, y a continuación un segundo plato con trocitos más tentadores.

Con la merienda, hemos pasado de la clásica papilla de frutas y yogur a algunas variaciones. Por ejemplo, un día puede tomar algo menos de papilla y después alguna fruta en trocitos y el yogur o un quesito. O bien, un día cambio y directamente le doy, en vez de papilla, alguna fruta en trocitos, un quesito y galletas. Lo ideal sería también poder variar y que algún día tomase un minisándwich de jamón de york o paté, nocilla, queso… como sus compis de la guardería. Y que bebiera leche o zumos, pero de momento sólo toma sorbos y juega. Los bocatitas aún no los tolera, pero se trata de intentar cada día con algo nuevo y, si no cuela, seguir con lo anterior y ya probaremos de nuevo más adelante… Es lo que os recomiendo también, porque puede que en unas semanas se decidan a probar algo que no pensabais y, si se lo ofrecéis libremente y sin agobios, veréis cómo funciona poco a poco.

Y vuestros peques, ¿qué meriendan? ¿Alguna sugerencia más?

Anuncios

9 pensamientos en “¿Merendamos?

  1. Mama Puñetera

    El tema merienda aquí va lento. Como no puede tomar lácteos, seguimos con papillas de frutas y una galleta para que la vaya mordiendo, hay días que se la come y días que la lanza por los aires. Pero si que voy notando que se empieza a aburrir de los purés. Y aun así los trocitos no los quiere tampoco. Que difícil es todo a veces! Jejeje

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      Sí que es un poco rollo esta transición, pero puedes seguir con pruebas: lonchas de jamón de york para que mordisquee, trocitos más pequeños de fruta… prueba igual con plátano muy muy pequeño y que elija si cogerlo con la mano o tenedorcito, ¡a veces les divierte aprender a pinchar los trocitos! Suerte, a ver qué tal evolucionan!

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. Diario de una Mami

    Pegotito toma leche materna, yogur y manzana. Ya no le hago papillas de frutas porque no las toma en casa (son casi 17 meses). Hay días que cambia la manzana por queso y pan (se pasa el día comiendo pan).

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      Qué suerte!! Paula el pan lo chupa pero le cuesta mucho tragar. No sé si será porque tiene pocos dientes o qué, pero por ejemplo de la pizza se come lo de arriba y deja el pan… jajaja aunque bien mirado no es mala idea!! 😉

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  3. srajumbo

    Yo tengo una guerra diaria con las meriendas porque desde que ya no es “bebé” no quiere merendar nada. A veces logro darle chorizo con pan, o alguna galleta y zumo, pero generalmente pasa de la merienda y tengo suerte si bebe un poco de zumo. De todos modos es que este comer come un poquito mal en cuanto a que le gustan pocas cosas y le cuesta probar las cosas nuevas. Tienes que estar poniéndoselo delante 15 dias para que se anime a probarlo.

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      A mí me pasa ahora algo parecido con los desayunos… pero si me dice a algo que no, en unos días le insisto ofreciéndoselo de otro modo… si lo rechazó entero, en trocitos o viceversa, o acompañado por otra cosa… si no toma cereales pues galletas o pasta, que llevan componente cereal también… o si no quiere leche queso de mil formas y yogur… desde luego somos mamis a la que se nos exige más imaginación que a ninguna otra jejeje

      Me gusta

      Responder
      1. srajumbo

        Ah sii,eso hago yo! lo camuflo o lo despisto con otra cosa e insisto pasados unos días. Es que si no hago eso..no comería nada de nada porque este lo primero que dice siempre es: no. Jjajaa

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s