Archivo de la etiqueta: BLW

Dudas sobre alimentación complementaria y autorregulada

Hoy se pasa por aquí nuestra amiga Rebeca, mamá de Lucas, no para contarnos su historia, sino una duda muy concreta. ¿Cuándo debe el bebé comenzar con la alimentación complementaria? Dejamos que ella os pida consejo directamente:

Mi peque más peque (tengo otro niño de 2 años y medio) hoy cumple 7 meses. Le llevamos a la pediatra a control de peso porque el mes pasado no había engordado nada… Y ha engordado 70 gr (en otro mes). Vamos, que del quinto al sexto mes engordó 70 gr. Hasta el sexto mes se alimentó de LM exclusiva y este último mes le empece a dar un poquito de cereales en el bibe de la guardería.

En la revisión de esta mañana la pediatra se alarmó al ver el estancamiento del peque y nos dijo que deberíamos darle puré de verduras con 100 gr de carne (al día). Ahora mismo estoy desconcertada; yo no quiero quitarle ni una sola toma de LM y tampoco me apetece darle puré, ya que nosotros apoyamos la alimentación autorregulada (ya lo hicimos así con nuestro peque mayor); pero, por otra parte, me surgen dudas… Estaré equivocada? Debería darle “otras proteínas”, como indica la pediatra?
 
 Un saludo,
 
 Una mami con dudas existenciales

Por mi parte, Rebeca, repito aquí lo que te comentaba por correo:

Antes que nada, ya sabes que soy mami y no médico, pero de lo que estoy informada a ver si puedo ayudarte. Lo que yo conozco son las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Española de Pediatría. Ambas coinciden en que la lactancia materna exclusiva es perfecta los primeros seis meses y, lo ideal, combinarla después con alimentación complementaria al menos hasta el año.
La leche es el primer año de vida su alimento fundamental, y así debe de seguir siendo, pero las recomendaciones dicen que desde el medio año deberían completarse con otros alimentos.
Los motivos que dan no son tanto por el tema de proteínas, como dices por el tema de la carne que comenta tu pediatra, como para dar un aporte extra de hierro. Aquí lo puedes leer en este enlace de la
Es decir, que si bien las verduras le van a ir estupendamente, la carne tampoco es imprescindible ahora, aunque no pasa nada por dársela. Mi opinión es que tampoco está de más ir introduciendo alimentos poco a poco, para ir viendo posibles alergias, porque si lo alargas demasiado es cierto que más tarde podrían aparecer intolerancias. Pero vamos, que pienso que si no te apetece carne ahora, pues en dos meses.
Lo del puré, si no te apetece dárselo triturado, dáselo en trocitos, pero el caso es que vaya teniendo una alimentación que ya desde el sexto mes complete a la lactancia materna y le aporte cosas diferentes.
Espero haberte ayudado y, sobre todo, leemos ahora los consejos que te den otras mamás.
¡Gracias!
Anuncios

Bajo percentil y Baby Led Weaning (BLW)

Muchas madres habláis del BLW y me lo recomendáis como la panacea y novedad para la introducción de nuevos alimentos. Para las que no lo conozcáis, consiste en complementar la leche (como alimento principal) sentando a la mesa al bebé con los padres y dejando que pique y guarree todo lo que quiera, para que se vaya familiarizando con los alimentos. La traducción literal sería algo así como “dejar que el bebé se destete solo” o, si lo queréis, “dejar que el bebé coma y se regule solo”.

Autor: freepik.com

Autor: freepik.com

Aquí os dejo un enlace con información, ya que es interesante y no digo lo contrario, de hecho hay consejos que sigo mucho. A mí me parece muy buena idea y no la critico en absoluto, pero tengo que deciros que no es muy apto por completo para nuestro caso,  os digo por qué:

Como es un método en que van familiarizándose poco a poco, y para ello siempre manteniendo la leche como alimento principal, aquí se plantea el primer problema: los bebés que no aceptan el biberón y ya no tienen pecho deben seguir tomando lácteos. Antes del año en mi caso no me recomiendan el queso y los yogures no se los toma completos. Conclusión: las papillas de cereales no puedo quitarlas de ninguna manera. Además de un poquito de yogur y leche con la fruta.

El siguiente: si un bebé comiera sin problemas, claro que irle poniendo comida “de mayores” delante es buenísima idea. Pero si come muy mal, lo intentas de este modo y tampoco funciona, acabas usando el método propio que mejor vaya. Más que nada, porque el tiempo de adaptación puede suponer un bajón que estos niños no se pueden permitir… No sé si algunos padres con nenes de bajo percentil conseguisteis que comiera mejor con BLW, si es así contadnos. Pero como cada niño es un mundo, al final nosotros usamos nuestro particular método Paula. Otros usarán el método Jorge, el método María… que se va renovando y actualizando con el propio niño, claro está. Es decir, que aunque no hagamos BLW por completo, como os decía arriba, siempre viene  bien coger alguna de sus técnicas o ideas, porque sobre todo a estos niños algo rebeldes con las comidas puede que les guste más explorar por sí mismos.

Así que lo que hacemos es seguir con nuestras papillas y purés pero con la alegría de que, ahora, sí le vamos dando cositas de nuestra comida a probar, pequeños trocitos para que explore, y claro, eso sí, os digo, es una gozada aunque la mitad quede guarreado. ¡Que vivan los 12 meses!