Nuestro menú diario (15 meses)

Un bebé con una naranja. Fuente: freeimages.com

Un bebé con una naranja. Fuente: freeimages.com

Los 15 meses son, como los seis, una etapa de transición. Si en los seis meses muchos niños empiezan con la cuchara, en los 15 se da el paso de purés y papillas a sólidos. Ambos cambios suelen suponer algo de aprensión no sólo para pequeños que comen regular, sino para muchos niños. A Paula parece que le apetecen los trocitos, aunque en poca cantidad porque después empieza a jugar… Así que estamos haciendo una transición suave, ya que aunque empieza a aborrecer las papillas de cereales, necesitamos un sustituto eficaz con leche y cereales antes de poder cambiar.

  • Desayuno: Suele tener poco apetito. Toma unos 180 ml de cereales. Antes 210 ml, pero cada vez le gusta menos. He intentado después probar con galletas y otras cosas, pero nada. También es frecuente que muchos niños se levanten sin mucho hambre.
  • Comida: Es lo que mejor toma. Puré de verduras, pescado y sobre todo, el de legumbres, suele terminarse 300 ml. Después, un yogur. Al puré le añadimos siempre una buena cucharada de aceite y, dos veces por semana, medio huevo duro. Ayer me sugirió una amiga (¡gracias, Melanie!) que podía ponerle además quesitos al puré. No sé cómo no se me había ocurrido antes, pero así le aportaré un extra de calcio y grasa, así que voy a probar. En la guardería, después del puré suelen ofrecerle trocitos del segundo plato del menú de los mayores: filetitos rusos, filete de pollo, filete de Sajonia, pescadito… Va picando poco a poco.
  • Merienda: Puré de frutas y yogur. Nos pringamos un poco más que con las verduras, pero casi casi lo terminamos J. Ah, y a la fruta le seguimos añadiendo 60 ml de leche, una galleta y un par de cacitos de cereales.
  • Cena: Papilla de cereales. Antes tomaba 210 ml, pero ahora no suele apetecerle todo. Así que dejamos que coma lo que quiera (la mitad más o menos) y complementamos con trocitos de carne picada de pavo o pollo (más suave que la ternera de noche) y los coge del plato como pipas… También pica de nuestra cena: pan, jamón, algo de yogur… Tengo pendiente por probar arroz con brócoli, por ejemplo, que le aportaría cereales y calcio como las papillas. Pero no sé si la pasta es demasiado potente de noche…

Hemos comenzado a añadir tanto a la fruta como a los cereales algún cacito de Pediasure, recomendación de la pediatra. Haré un post detallado de estos complementos alimenticios para los interesados, pero ya adelanto que ni son una panacea ni deben sustituir a ninguna comida, así que prudencia al respecto. ¿Alguna recomendación más para ir dándole sólidos? Hay varias páginas de recetas para niños que tienen ideas muy buenas, os pongo varias y me pongo yo misma a estudiarlas:

Si conocéis también nuevos blogs de cocina o alguna receta o alimento estrella, ¡somos todo ojos! 😉

Anuncios

14 pensamientos en “Nuestro menú diario (15 meses)

  1. Maria Sampedro Bardal

    Yo soy gran fan de los quesitos, son fáciles de comer, solidos para no ensuciar, los pueden coger ellos ( aunque al principio los aplastan) y tiene calcio. Cuando cansan de los yogures, yo los tengo siempre en el banquillo.

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      Justo he probado esta noche y lo que dices, lo ha aplastado y de hecho ha sido muy gracioso porque ha cogido un patito de goma y le ha puesto a “picar” queso jajaja se ha puesto fino el pato!! Pero sí q jugando se ha comido un trocito, probaré con babybel también

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. nosoyunadramamama

    Yo creo que es un menú completo, con eso a los 15 meses va genial… En mi caso, los dos fueron tragones y si te veían comiendo algo, iban probando, desde fruta a mordiscos a pan…pero vamos, lo fundamental, lo tienes bien cubierto!!!

    Me gusta

    Responder
  3. @mishallazgos

    Yo lo veo muy completo y está muy bien que se lo vayas introduciendo poco a poco.
    Ahora mismo no recuerdo exactamente lo que comía mi peque a esos meses (ahora tiene casi 5 años), pero si me acuerdo que al pasar a sólidos bajó bastante la cantidad de comida. Al estar siempre en el percentil 3 nos preocupaba bastante que bajase de ahí, aunque la pediatra siempre nos tranquilizó diciendo que lo importante no era que comiese mucho sino que comiese bien y que al cambiar a sólidos era normal que comiesen menos cantidad porque al principio les da más trabajo y se cansan antes.
    Una cosa que nos recalcó mucho fue que no le diésemos nada entre comidas, sobre todo galletas, que ella decía “son calorías vacías que no le aportan nada a la niña pero le quitan el apetito, con lo cual, cuando le deis la comida que realmente necesita no tendrá hambre y comerá mucho menos”.
    Uy! Como me he enrollado, bueno espero que por lo menos te sirva de ayuda 😛

    Saludos.

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      Me encanta que te enrolles, al revés!! Porque pasando por lo mismo y ya con cinco añitos, puedes guiarme mucho, mil gracias!! Galletas no le suelo dar, prefiere pan que al fin y al cabo son cereales, pero no pica mucho, no! Un beso

      Me gusta

      Responder
  4. Pasuco a Pasuco

    Poco puedo ayudarte porque por suerte tengo un tragón en casa que no me ha dejado pararme a pensar en cómo y qué darle de comer, si le dejo, como piedras!! Lo que sí hice fue pasar del puré a trozos cada día más grandes, triturando cada vez menos, pero reconozco que se nos dio bien porque en tres veces de cada receta ya comía todo tal cual, sin triturar nada

    Me gusta

    Responder
  5. carolina

    Pero bueno si PAULA come mas que yo ,…esta hecha un campeona!! nosotros también echamos de vez en cuando a los purés de mediodía un chorro de nata liquida ..para ir dando otro sabor y color .

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      ¡Hola, Carolina! Jajaja no tanto, a rachas pero bueno… pues sí, intentaré meter cositas así a los purés, porque lo nota poco y en cambio le aporta un montón de grasita buena y calorías que necesita. ¡¡Gracias y bienvenida!!

      Me gusta

      Responder
  6. Bea

    Yo tengo una niña de 14 meses, también percentil 3 y muy pesada para comer. Me paso la vida pensando como aumentarle la cantidad de calorias en las comidas. Yo a los pures les añado un poco de arroz o pasta para meterle cereales xq también se cansa de las papillas y dos cacitos de leche. No se mme había ocurrido lo de los quesitos!

    Me gusta

    Responder
    1. Montse Autor de la entrada

      ¡Gracias por contarnos y por pasarte por aquí, Bea! Yo arroz y pasta voy a probar mejor ya en trocitos también un poco después del puré, a ver qué tal… Lo de los quesitos sí está muy bien, porque además tiene más grasilla que la leche sola, y es grasa buena… Por cierto, que no puse en el post porque se lo di ayer, pero ¡más que los quesitos le gustan mucho los de Babybel! ¡Por la textura los mordisquea mejor, se tomó casi medio después de comerse toda la papilla en la cena! Por si quieres probar 🙂

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s